Blog

Cambia el juego: cómo transformar la enseñanza de matemáticas con la creatividad

La creatividad es una habilidad fundamental para el desarrollo integral de los niñas y niños, y su fomento debe ser una prioridad en el ámbito educativo. En este sentido, es importante que cualquier equipo educativo tengan herramientas y recursos para potenciar la creatividad en diferentes áreas del conocimiento, como la matemática, la expresión corporal, la ciencia, la plástica, la oratoria y muchas más. 

En este artículo, exploraremos algunas estrategias y actividades para desarrollar la creatividad en estas áreas, con el objetivo de promover un aprendizaje significativo y estimulante para el alumnado de infantil y primaria.

Algunas ideas de dinámicas creativas y diferentes que se pueden realizar para desarrollar la habilidad lógico-matemática, entre otras, son:

  • Juego de cartas: se pueden crear juegos de cartas que involucren operaciones matemáticas básicas, como sumas, restas, multiplicaciones o divisiones. Las niñas/os pueden jugar en grupos pequeños y resolver las operaciones para ganar puntos y avanzar en el juego.
  • Adivinanzas: se pueden plantear adivinanzas y problemas que involucren el uso de patrones y secuencias. Por ejemplo, se puede proponer que adivinen cuál es el siguiente número en una secuencia, o que encuentren el patrón en una serie de números o figuras.
  • Juegos de construcción: se pueden utilizar bloques de construcción, palillos y otros materiales para que creen estructuras y patrones. Se puede pedir que creen estructuras simétricas, patrones con formas geométricas o figuras abstractas.
  • Experimentos: se pueden realizar experimentos matemáticos utilizando materiales cotidianos, como frutas, juguetes o monedas. Por ejemplo, se puede proponer que clasifiquen frutas por tamaño, forma o color, o que realicen mediciones y cálculos con juguetes.
  • Actividades de resolución de problemas: se pueden plantear problemas matemáticos que involucren la utilización de fracciones, porcentajes o estadísticas. Pueden trabajar en grupos pequeños y presentar sus soluciones a las/os demás, fomentando así el trabajo en equipo, la participación y el diálogo

Estas dinámicas pueden ser adaptadas a diferentes niveles de edad y habilidades, y pueden ser realizadas en diferentes momentos del día, como parte de las clases regulares o como actividades extracurriculares.

  • Crear un juego de mesa que involucre cálculo mental y resolución de problemas.
  • Resolver problemas matemáticos utilizando materiales cotidianos, como palillos, cuentas o tapones.
  • Crear y resolver acertijos y problemas que involucren el uso de patrones y secuencias
  • Diseñar un laberinto utilizando formas geométricas y figuras.
  • Realizar experimentos matemáticos, como la creación de figuras con espejos o la exploración de patrones en la naturaleza.

Una idea de juego cooperativo en la naturaleza podría tener las siguientes reglas de juego:

  •  Objetivo: fomentar la creatividad y la resolución de problemas en el área lógico-matemática de manera cooperativa. Las/os jugadoras/es trabajarán juntas/os para completar diferentes retos y desafíos que involucren elementos de la naturaleza. .
  • Jugadoras/es: el juego puede ser jugado por dos o más jugadores, y es ideal para niñas y niños de entre 5 y 12 años.
  • Área de juego: el área de juego puede ser un espacio al aire libre, como un parque, jardin, campo o bosque, donde las/os jugadoras/es puedan interactuar con elementos de la naturaleza, como piedras, hojas, ramas, etc.
  • Tarjetas de desafío: se pueden crear diferentes tarjetas de desafío que incluyan problemas y ejercicios matemáticos, como sumas, restas, multiplicaciones o divisiones, que involucren elementos de la naturaleza. Por ejemplo, se pueden pedir a las/os jugadores que sumen el número de hojas que hay en una planta o que cuenten el número de piedras de un determinado tamaño.
  • Cooperación: todo el juego debe ser cooperativo, es decir, todas/os las/os jugadoras/es han de trabajar juntas/os para completar los desafíos y conseguir el mayor número de puntos posible.
  • Creatividad: la propuesta es fomentar la creatividad y la imaginación de las/os jugadores, y permitirles que utilicen elementos de la naturaleza para resolver los desafíos de la manera que ellas/os consideren.

Las/os jugadoras/es pueden ganar puntos por cada desafío completado, y se pueden establecer diferentes premios. Los premios pueden ser desde diplomas de reconocimiento hasta pequeños premios o sorpresas. 

Si se quiere un enfoque afectivo también se pueden contemplar las obras y realizar una dinámica al final del juego que fomente la valoración y por lo tanto la autoestima creativa

Estas son solo algunas posibles reglas para un juego cooperativo que fomente la creatividad en el área lógico-matemática para niñas y niñas de infantil y primaria, y que utilice elementos de la naturaleza. Por supuesto, las reglas pueden ser adaptadas y modificadas de acuerdo a las necesidades y habilidades de las personas y el grupo. 

Te presento también una lista de 10 elementos de la naturaleza que podrían utilizarse en un juego cooperativo para desarrollar la creatividad en el área lógico-matemática para niñas y niños de educación infantil y primaria y cómo se pueden utilizar:

  • Piedras: para construir patrones o estructuras.
  • Hojas: para crear formas y diseños.
  • Ramas: para construir figuras geométricas y para medir distancias.
  • Conchas: para crear patrones y para contar.
  • Semillas: para contar y para clasificar.
  • Arena: para crear diseños y para medir volúmenes.
  • Agua: para medir y comparar cantidades.
  • Tierra: para crear figuras y formas.
  • Flores: para crear patrones y para clasificar.
  • Frutos:para contar y para clasificar.

Unir creatividad y naturaleza en el juego fomenta el aprendizaje, imaginación y curiosidad, mientras se promueve el respeto por el medio ambiente y se educa en sostenibilidad y responsabilidad social. Una experiencia enriquecedora y significativa para las/os niñas/os y su entorno.

Proporcionar una experiencia sensorial cercana a la naturaleza puede estimular la creatividad y el aprendizaje. Además, trabajar en equipo para alcanzar un objetivo promueve la valoración de cada miembro del grupo y desarrolla la confianza en sí mismas/os y en sus compañeras/os. Experimentar la alegría de haber creado algo nuevo y original y desarrollar la empatía y la sensibilidad hacia los demás son otros beneficios que se pueden obtener de esta experiencia.

¿Por qué competir si podemos cooperar? La gamificación cooperativa puede ser una excelente manera de desarrollar la creatividad lógico-matemática en niñas y niños. Algunas ideas incluyen: juegos de roles en equipo en los que se asumen roles específicos, aventuras matemáticas en equipo donde se deben resolver desafíos matemáticos, construcciones matemáticas colaborativas y escape rooms matemáticos. Todas estas actividades promueven la colaboración y el trabajo en equipo para alcanzar un objetivo común y desarrollar habilidades lógicas y matemáticas de manera creativa.

Anima a las/os niñas o a tus hijas/os a explorar su creatividad y su conexión con la naturaleza de forma divertida y cooperativa con este juego. ¡Juguemos juntas/os por un futuro más sostenible y creativo!

Deja un comentario

17 − 8 =

CATEGORÍAS

SUSCRÍBETE

¿Quieres recibir directamente en tu buzón de correo todas nuestras publicaciones?
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00